Impactante

5 trucos que usan los cines para hacerte gastar de más

Ir al cine suele ser una experiencia muy placentera, ¡y también muy costosa! Y es que, aunque en teoría solamente vas a ver una película, en realidad terminas comprando muchas más cosas que el boleto de entrada.


1–Visuales atractivos
La cadena de cines AMC informa que cerca del 71% de los asistentes compran comida cuando van a ver una película. Por eso, los cines están diseñados para que siempre pases junto al mostrador de comida, y este lugar suele ser muy colorido, brillante y visible desde todos los ángulos gracias a las vitrinas.


2–Imágenes sugestivas
También tienen múltiples pantallas de televisión por todas partes que constantemente están reproduciendo imágenes de refrescos y palomitas de maíz. De esta forma, siempre están llamándote la atención hacia la comida. Esto no pasa ni en los restaurantes donde la comida se prepara fuera de tu vista, mientras que en el cine lo hacen todo ante tus ojos.


3–Olor antojadizo
También se aseguran de que todo el lugar huela a palomitas de maíz. De hecho, este es el aroma clásico de una sala de cine. Por eso, podría ser que en tu casa nunca comas palomitas, pero de seguro aquí sí lo harás.


4–Productos con sobreprecio
Otro dato importante es que cualquier cosa que compres, incluso los productos más pequeños, serán mucho más cara que en el exterior. Además, a menudo ni siquiera venden presentaciones pequeñas, por lo que tienes que escoger entre el regular y el grande.


5-Horario flexible
Otra cosa que hacen es que el horario de la película no es el real. Es decir, que la película realmente empieza unos 15 o 20 minutos después de la hora anunciada. Esto ayuda a que tú te comas gran parte de la comida antes de que la cinta empiece, lo que podría motivarte a ir por otro refresco o más dulces.


Por otro lado, también hace que no sientas presión de perderte el comienzo de la película si estás haciendo fila en la dulcería.

Facebook Comments
Show More
Close