Impactante

6 alimentos que nunca debes darle a tu gato

Existen ciertas cosas que tú y tu gato pueden compartir –porciones muy pequeñas de vegetales cocidos y pescado están bien para los mininos, por ejemplo. Pero cuando tengas duda, es mejor apegarse a los alimentos aprobados por el veterinario, y siempre consultarle antes de introducir algo nuevo en la dieta de tu amigo peludo. La Best Friend Animal Society, un santuario animal y grupo de defensa en Utah, compartió algunos consejos de expertos con The Huffington Post acerca de qué comidas definitivamente no debes darle a tu mascota.

Chocolate
El chocolate contiene dos toxinas, cafeína y teobromina, que son parte de un grupo de químicos llamados metilxantinas. Todos los chocolates están hechos con estas toxinas, aunque el chocolate oscuro, el cacao en polvo y el chocolate para hornear tienden a tener mayores concentraciones. Estos químicos son dañinos para tu gato porque estimulan el corazón y el sistema nervioso. De acuerdo con un grupo de expertos de Best Friends, “los signos de intoxicación pueden ir desde vómitos, aumento de sed, malestar estomacal e inquietud, hasta agitación severa, temblores musculares, ritmo cardíaco irregular, temperatura corporal alta, convulsiones y muerte”.

Alcohol
No deberíamos tener que mencionarte este, ¿verdad? Pero el pequeño tamaño de un gato hace que el animal sea increíblemente sensible al alcohol, así que es importante no dejarlo en ningún sitio al que tu gato pueda acercarse. La intoxicación podría provocar vómitos, pérdida de coordinación, desorientación y estupor. “En casos severos puede provocar coma, convulsiones y muerte”, según indica Best Friends.

Café
Como el chocolate, el café contiene cafeína y puede causarles muchos problemas de salud serios a los gatos. Los felinos que consuman un exceso de café, o de cualquier forma de cafeína, pueden experimentar vómitos, diarrea, poliuria (excreción abundante de orina), polidipsia (sed excesiva), hiperactividad, ritmo cardíaco acelerado, frecuencia respiratoria acelerada, hipertensión, debilidad, arritmia cardiaca, temblores, convulsiones, y coma, señala Best Friends. En el peor de los casos, puede presentarse la muerte como resultado de la arritmia cardiaca o falla respiratoria.

Ciertas frutas y vegetales
Hay productos que está bien servirle a tu gatito: zanahorias, calabacín, brócoli y judías verdes pueden digerirlas en porciones pequeñas, le dijo la veterinaria Elizabeth Colleran a Animal Planet. Es realmente importante cocinar bien estos alimentos antes de ofrecérselos a tu gato, porque los vegetales crudos pueden ser difíciles de tragar y de digerir. Pero otras cosas que tal vez comas comúnmente y que no debes darle a tu minino son el aguacate, melocotón, cerezas, ajo, cebolla, champiñones, uvas y pasas, dice Best Friends. Estos contienen diversos ingredientes que son tóxicos para tu mascota; la cebolla, por ejemplo, contiene algo llamado tiosulfato, que puede ser perjudicial para las células rojas de la sangre de tu gato. Haz conciencia de los platillos que puedan contener estos alimentos, por ejemplo, la salsa de tomate o algo salteado podría llevar cebolla como ingrediente.

Lácteos
Aunque la imagen de un gatito tomando leche de su platito sea hermosa, los productos lácteos no son indicados para los gatos adultos. Los gatos pueden ser intolerantes a la lactosa, justo como nosotros, y no deberían estar expuestos a la lactosa una vez que dejen de ser amamantados por sus madres. Best Friends dice que los gatos sensibles pueden experimentar diarrea, vómitos y malestar estomacal. A los gatos puede gustarles el sabor de la leche, y pueden incluso tolerarla en pequeñas porciones, pero no obtendrán ningún nutriente que no reciban ya de una dieta regular y balanceada.

Sushi
Puede ser que a tu gato le llame la atención tu comida japonesa, pero es mejor no compartirla con él: comer pescado crudo puede ponerlo en riesgo de desarrollar deficiencia de tiamina, algo que puede provocar problemas estomacales, convulsiones y muerte.

Facebook Comments
Show More
Close