ImpactanteNoticias

Alguien está escondiendo agujas en el interior de las frutas

Al menos 11 personas en seis estados australianos han detectado agujas en sus fresas, aunque la mayoría de ellas las encontraron antes de tragar la fruta. Dos personas han acabado en el hospital con dolor abdominal, y ahora se han encontrado con los primeros casos en manzanas y plátanos.

Al parecer, la gente comenzó a notar agujas en sus fresas a principios de este mes después de que un hombre en Queensland, al noreste de Australia, subiera una publicación que se hizo viral afirmando que un amigo se tragó accidentalmente la mitad de una aguja de coser mientras comía fresas y tuvo que ser enviado al hospital.

 

7 News Sydney

@7NewsSydney

.@ALDIAustralia has announced it will be re-stocking selected strawberry brands to its shelves after the recent fruit sabotage across the nation. pic.twitter.com/j0PCbd3IwC

7 News Sydney

@7NewsSydney

A needle has been found inside an apple and police are now investigating. pic.twitter.com/TRt3I3YlC3

Hasta ayer martes, nueve personas en otros cinco estados australianos han informado haber encontrado agujas en sus fresas compradas en la tienda en otros cinco estados australianos fuera de Queensland. De hecho, el último caso se produjo ayer, cuando un hombre en York, en el oeste de Australia, encontró una aguja mientras lavaba sus fresas.

Ante la grave situación, Australia ha anunciado estrictas normas de exportación con el temor nacional a que la contaminación por agujas deje a los cultivadores de fresas en crisis. Se ha comunicado a los exportadores que deben probar que su fruta se ha limpiado a través de un detector de metales o una máquina de rayos X antes de que el Departamento de Agricultura federal emita un permiso.

Además, se han recibido informes de que las manzanas y los plátanos son blanco de las agujas. La policía de Nueva Gales del Sur está investigando al menos 20 casos de agujas encontradas en frutas, y ha advertido a los perpetradores, sean o no imitadores de los primeros, que podrían enfrentarse a hasta 10 años de cárcel por contaminación de alimentos.

Facebook Comments
Show More
Close