Noticias

Autoridades migratorias toman huellas digitales de inmigrantes menores

EEUU MIGRACIÓN

Washington, 5 feb (EFE News).- Las autoridades de inmigración han comenzado a tomar huellas digitales de los menores de 14 años que llegan a la frontera sin compañía de adultos y se encuentran en albergues administrados por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR, en ingles).

Según confirmó a Efe un funcionario del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en ingles), esta agencia ha puesto en marcha la recolección de esos datos de menores de edad que no están bajo su custodia sino dispersos en albergues por todo el país a cargo de la ORR, por cuestiones de seguridad y control.

El protocolo iniciadoa partir de enero tiene por objetivo “mitigar y prevenir el riesgo de que los menores sean víctimas de tráfico humano y contrabandistas, y para reducir errores de identificación”, señaló el oficial, quien agregó que los esfuerzos reducirán la cantidad de menores liberados sin información biométrica.

Hasta entonces las autoridades no registraban las huellas dactilares de los niños hasta que cumplieran los 14 años de edad debido a que los rasgos que distinguen esas huellas en general no se consolidan hasta esta edad.

ICE emitió una directriz a los coordinadores de menores de edad para que colaboraran con el Departamento de Salud y Servicios Humanos y con la ORR en la identificación y recolección de huellas digitales de los menores extranjeros no acompañados.

Esa recolección de huellas digitales, según la directriz, debía hacerse en los menores extranjeros no acompañados que se hallasen en instalaciones de ORR, señaló el funcionario, quien recalcó que “ICE ha dado este paso necesario para proteger aún más a los menores no acompañados que pueden ser liberados en situaciones inseguras”.

La práctica de “depender predominantemente de documentos solo con información biográfica en lugar de huellas dactilares para confirmar la identidad e idoneidad del patrocinador es peligrosa e irresponsable”, agregó, en vista de que esos papeles son sujetos de ser falsificados.

Según dijo, en la frontera suroeste el año pasado se identificaron 934 certificados de nacimiento emitidos en el extranjero que eran falsos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), trata activamente de ubicar a 7.888 menores no acompañados que desaparecieron durante el año fiscal 2019 bajo el cuidado de patrocinadores, los mismos que ORR consideró adecuados pero que al final no cumplieron con llevar a los niños ante un juez de Inmigración.

En meses recientes el gobierno del presidente Donald Trump puso en marcha un proyecto piloto en varias partes de Estados Unidos para recolectar muestras de ácido desoxirribonucleico (ADN) de los individuos detenidos en la frontera.

La ORR supervisa en todo el país los albergues donde se alojan los menores que llegan a la frontera sin compañía de adultos. Luego, ORR procura identificar patrocinadores potenciales o miembros de las familias para la ubicación definitiva de estos menores en el país.

Facebook Comments
Show More

Check Also

Close
Close