Deportes

Brady no quiso hablar de sus “sentimientos” por el despido de Antonio Brown

FÚTBOL AMERICANO NFL

Foxborough (Massachusetts, EE.UU.), 23 sep (EFE).- El mariscal de campo estelar de los Patriots de Nueva Inglaterra, Tom Brady, trató de esquivar el asunto del despido del receptor abierto Antonio Brown, aunque admitió tenía “sentimientos personales”, pero que no iba a compartir con nadie.

Durante la entrevista semanal que Brady ofrece al programa “The Greg Hill Show” que trasmite la emisora de radio WEEI, el mariscal de campo de los Patriots calificó la situación creada como “difícil”, que afectó a todo el equipo.

Brady, quien fue el que más tiempo le dedicó a Brown para que pudiese tener una mejor transición dentro y fuera del equipo, compartió en términos generales cómo enfoca su condición de líder de los Patriots.

El objetivo de Brady no es otro que conseguir que sus compañeros puedan utilizar al máximo y la manera más positiva todos sus elementos humanos tanto dentro como fuera del campo con la única finalidad de ayudarles a alcanzar sus metas, sin importar por las situaciones que les toque pasar.

Además al final dentro de un equipo el éxito sólo es posible si se tiene ese concepto de unidad y apoyo a todos y especialmente cuando más lo necesiten los profesionales en el apartado personal, de acuerdo a la valoración que hizo Brady.

Brown y Brady solamente pudieron disputar un partido como compañeros con los Patriots y el mariscal de campo reiteró que siempre confía en todos los compañeros, al margen de las circunstancias que les rodeen y los estados emocionales en los que puedan encontrarse.

El pasador de 42 años de edad notó cómo tuvo el privilegio de una “gran crianza”, que no todos pudieron disfrutarla durante su infancia y adolescencia.

Brown quedó fuera de Patriots, por los mensajes con amenazas que le hizo a una segunda mujer, que lo acusó de acoso sexual.

Brady dijo que siempre trata de ver las cosas con optimismo, que busca lo válido de las personas, pero que por desgracia se vive en una época en la que la cultura es la de juzgar con rapidez y tratar de hacer el mayor daño posible de inmediato.

En ese sentido dijo que él mismo es muy diferente de cuando tenía 22 años a los 42 actuales, que le han dado un perspectiva mucho mejor de la vida como un reto que hay que superar cada día con los elementos más positivos que cada uno posee.

“Eso dentro de un equipo es fundamental para que se pueda no sólo triunfar en el apartado deportivo, pero sobre todo en el humano y de relaciones entre las personas”, subrayó Brady. “La vida no es sencilla, es dura, pero con el respeto y el apoyo hacia los demás se convierte en algo muy válido”.

Brady reiteró que por nada iba a formar parte de la cultura de culpar y avergonzar a los demás porque ahora todos tienen voz, aunque luego muchos lo hacen en la clandestinidad de las redes sociales.

“Si amas demasiado, es un problema. Si odias demasiado, es un problema. Si ganas demasiado, es un problema. Si pierdes demasiado, es un problema. Todo termina siendo un problema”, argumentó Brady. “Ante esta realidad lo único válido es que seas tú mismo, aportes siempre lo mejor y no te pases todo el día con los dedos señalando a los demás”.

Facebook Comments
Show More
Close