Noticias

Canadá se compromete con Irak a mantener la asistencia militar y humanitaria



CANADÁ O.MEDIO

Canadá se comprometió hoy a mantener la cooperación militar y humanitaria con Irak a la vez que reiteró su “compromiso con un Irak estable y unido” durante una conversación telefónica que mantuvieron los ministros de Asuntos Exteriores de Canadá, François-Philippe Champagne, e Irak, Mohamed Ali al Hakim.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá señaló en un comunicado que durante la conversación, Champagne y Al Hakim se mostraron de acuerdo en que “es necesario reducir las tensiones ya que paz y estabilidad son claves para mantener las reformas políticas y económicas en marcha en Irak”.

Las autoridades canadienses añadieron que Champagne “prometió seguir trabajando con el Gobierno de Irak para lograr la paz, estabilidad y prosperidad que el pueblo de Irak quiere y se merece”.

La conversación entre Champagne y Al Hakim se produce tras el aumento de la tensión en el Oriente Medio después de que Estados Unidos matase al general iraní Qasem Soleimaní en el aeropuerto de la capital iraquí en un ataque con drones armados con misiles.

Tras la muerte de Soleimaní, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, las autoridades iraníes han prometido “vengar” la muerte del general mientras que las autoridades iraquíes han solicitado la salida del país de todas las fuerzas militares extranjeras.

La expulsión de tropas extranjeras afecta a centenares de soldados canadienses. Ottawa tiene desplegados en Irak unos 250 soldados como parte de la misión de la OTAN para capacitar a las fuerzas militares y policiales iraquíes.

Además, Canadá cuenta con varios centenares de soldados y fuerzas especiales en Irak como parte de la Operación Impact, que asiste en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores canadiense no señaló si Champagne y Al Hakim trataron de forma específica el futuro de las tropas canadienses en el país, especialmente las que están capacitando a las fuerzas de seguridad iraquíes.

Canadá está intentando mantener un difícil equilibrio diplomático desde la muerte del general Soleimaní.

El pasado viernes, tras el ataque de Estados Unidos contra el convoy en el que iba Soleimaní, Champagne solicitó “a ambas partes” moderación y reducir la tensión en la región.

Pero aunque Champagne se mostró crítico con la persona y acciones de Soleimaní, no aprobó la muerte del general iraní como sí han hecho otros aliados estadounidenses.

“Desde hace tiempo, Canadá ha estado preocupada por la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución dirigida por Qasem Soleimaní, cuyas acciones agresivas han tenido un efecto desestabilizador en la región”, afirmó Champagne.



Facebook Comments
Show More
Close