Noticias

Cerveza con brillo

Hoy una bebida no basta con que deleite nuestros paladares también tiene que deslumbrar la vista. Caffe lattes convertidos en obras de arte, blue smoothies, la bebida arcoiris de Starbucks…la creatividad es un nuevo valor al alza promovido en gran parte por el marketing millennial.

Y es que las bebidas, también las tradicionales, están sujetas a las reglas del postureo. El sabor contrastado debe estar acompañado de un packaging y etiquetado impecables que revolucione lo ya inventado.

En un paso más lejos incluso la materia prima debe presentarse de una forma antes no conocida. Solo así se explica la necesidad de crear la glitter beer, o lo que es lo mismo la cerveza con purpurina, que aunque parezca una locura está causando furor en las cervecerías de Reino Unido y EE.UU.

“Usamos el mejor brillo cosechado localmente de unicornios criados en pasturas de corral”, explica con sorna Matt Pennisi, gerente de Durty Bull Brewing Company en Carolina del Norte. 

Fuera de bromas la purpurina o polvos de brillo se elaboran con azúcar , maltodextrina y pigmentos nacarados. Si bien este compuesto se autoriza añadir a los alimentos, especialmente con fines decorativos, no es menos cierto que su consumo se limita al uso moderado para un propósito efectista.

La glitter beer tiene su precedente en los glitter lattes , que aparecieron en las cafeterías de la India y EE.UU, y del mismo modo esta cerveza brillante busca la sorpresa en su consumidor.  Pese a las reticencias de los puristas no han podido más que sucumbir a una tendencia muy bien aceptada por el público.

“Pensé que sería divertido, y el día perfecto para hacerlo era el Día de San Patricio”, argumenta Shannon Fink, el maestro cervecero de Black Cloister Brewing Company. “Convertimos nuestra Red Irlandesa, Rosa Shannon, en una versión Pot O ‘Gold (olla de oro). ¡Mucho mejor que la cerveza verde!”

Con la misma intención, Sam Wright, jefe cervecero de Southern Star Brewing en Texas, se le ocurrió agregar brillo a su rubia. “Hicimos dos barriles de nuestra rubia Bombón con concentrado de jugo de cereza y purpurina, y fueron los primeros dos barriles que volaron en la fiesta”.

La purpurina es la guinda del pastel para enfatizar el brillo de por sí natural de la cerveza. Los cerveceros se frontan las manos con esta nueva tendencia que se extiende por el globo terráqueo y ya ha llegado incluso a Australia donde la cervecería australiana Two Birds Nest incluye un homenaje galáctico a David Bowie llamado Stardust IPA.

Facebook Comments
Show More
Close