Uncategorized

Cuchiplanchando con “La Potranquita” Tu pesadilla puede empezar con un simple beso asi que aguas!!

Ni siquiera debe ser un beso en la boca: un simple beso en la mejilla puede ser suficientepara contraer un padecimiento que afecta principalmente a jóvenes y adultos.

Un beso inocente puede contagiarte una peligrosa enfermedad que a menudo se conoce como “la enfermedad de los besos”. Se trata de la mononucleosis o virus de Epstein-Barr, una variación del virus del herpes que se transmite a través de la saliva.

Los besos, la tos, los estornudos y utensilios de uso personal como vasos, cubiertos o cepillos de dientes pueden ser focos de infección de este padecimiento.

Un estudio del Instituto de Investigación QIMR en Australia, reveló que los jóvenes de entre 15 y 24 años que estuvieron expuestos al virus de pequeños, pueden presentar una mayor peligro de contagiarse, así como las personas con un sistema inmunológico debilitado.

Los síntomas más comunes del virus, que se incuba en un periodo de cuatro a seis semanas, son fiebre, dolor de garganta, inflamación de ganglios y amígdalas, dolor de cabeza, fatiga y, en los peores casos, inflamación del hígado, ictericia e hinchazón del bazo que incluso puede reventarse. Algunas personas con antecedentes de este virus son más propensas a desarrollar linfoma de Hodgkin (cáncer en la sangre) y esclerosis múltiple.

La mononucleosis infecciosa es particularmente común entre estudiantes universitariosde primer año, que a menudo pierden varias semanas de clases mientras se recuperan.

No existe vacuna contra este virus, por lo que la mejor medida de prevención es la higiene general, así como evitar los besos innecesarios y compartir alimentos, platos y vasos.

Facebook Comments
Show More

Check Also

Close
Close