Uncategorized

Cuchiplanchando con “La Potranquita”Coliscos mestruales!!

Cada que iniciaba su periodo, Miriam sufría cólicos menstruales tan intensos que la incapacitaban para moverse, ir a trabajar o realizar otras actividades cotidianas. Ella creía que era normal que doliera tanto y que tuviera pequeñas hemorragias.

Los dolores aumentaron con los años y solo hasta que ya no pudo resistirlos acudió al médico.

“Tomaba pastillas, té, me ponía compresas y el dolor no se quitaba. No podía ni moverme. Y es difícil llamar al trabajo y decir que te sientes muy mal porque estás reglando, no te creen que en verdad puede doler tanto”, indicó.

Miriam fue diagnosticada con endometriosis, un padecimiento que ocurre cuando las células del útero crecen en otras zonas del cuerpo, lo que provoca dolor, sangrado abundante, sangrado entre periodos y problemas para embarazarse.

El tejido endometrial de la mujer de 42 años se enquistó alrededor de su intestino y ovarios, por lo que tuvieron que someterla a una cirugía para extraerlo.

Luis Fernando Escobar, ginecobstetra del Instituto Nacional de Perinatología (INPer), explica que en cada menstruación, la capa interna del útero se despega y se elimina por la vagina, pero cuando el endometrio crece fuera de la matriz y no se elimina cada mes, puede enquistarse alrededor de los ovarios, los intestinos, el recto, la vejiga y la zona pélvica.

Debido a que este tejido reacciona a las hormonas de los ovarios, sangra internamente cuando la mujer tiene el periodo menstrual, explicó el jefe de la Clínica de Endometriosis del INPer, la única que existe en México.

“En una menstruación sana, a lo mucho se presenta un dolor pasajero, no necesitas tomar ningún medicamento; pero con endometriosis los cólicos menstruales son más fuertes y dolorosos.

Esto causa mucho dolor porque afecta tanto nervios como estructuras que hay en la pelvis”, describió.

Para extraer el tejido endometrial que recubre a otros órganos, como en el caso de Miriam, se requiere una cirugía laparoscópica.
El especialista explicó que si el tejido endometrial no se extrae, la mujer sigue sufriendo cólicos menstruales intensos. Aseguró que, incluso, se trata de uno de los dolores más intensos que existen.

Cada año se presentan en México hasta 30 mil casos nuevos de endometriosis, estimó el médico; sin embargo, existe un subdiagnóstico, pues suele confundirse con un mal gastrointestinal o urinario, apuntó.

Facebook Comments
Show More
Close