Impactante

Cuidado, el agua embotellada también tiene caducidad

¿Por qué deben poner los fabricantes una fecha de expiración en algo que, en teoría no se descompone?

Quizás no lo sabías, pero en periodos muy largos ya no podrías tomar de esa agua Es curioso pensar que el agua, sin saborizantes ni añadidos (en teoría), que muchos conocemos como “simple” caduca.

Lo cierto es que, en las tiendas y supermercados, encontramos que todas las botellas de agua ponen una fecha de caducidad.

¿Debería preocuparnos esto?, sobre todo, por qué deben poner los fabricantes una fecha de expiración en algo que, en teoría no se descompone. Lo cierto es que el agua, cuando no está en movimiento almacena polvo y residuos invisibles -incluso bacterias-. En periodos muy largos ya no podrías tomar de esa agua.

En teoría, el agua embotellada está protegida del medio ambiente. El material con el que generalmente se fabrican las botellas en las que las almacenan es PET. Aunque es invisible a simple vista, el PET tiene porosidades microscópicas que después de años deja entrar microorganismos y similares, en ese sentido, después de muchos años podría dejar de tener buen sabor.

Sin embargo, estos casos son muy particulares, sobre todo cuando el agua se almacena en lugares secos, están expuestos a la luz del Sol o situaciones poco favorecedoras. Finalmente, existe una ley de etiquetado que data de 1987 en Nueva Jersey que dice que todo producto de consumo humano debe tener una fecha de caducidad máximo de dos años después de su empaquetado.

Es decir, es probable que muchos productos después de su fecha de caducidad sigan sirviendo, pero deja de ser rentable después de cierto tiempo.

Facebook Comments
Show More
Close