Uncategorized

Día de los Muertos: ¿cómo y porqué se hace un altar?

Un elemento fundamental para la celebración del Día de los Muertos en México es el altar que se hace en honor a los familiares fallecidos.

Consiste en una construcción simbólica de varias plataformas en donde se colocan ofrendas florales, alimentos y bebidas para rendir tributo a los difuntos así como sus fotografías.

Aquí te presentamos cinco datos interesantes que tienes que saber para hacer un altar del Día de Muertos.

Día de los Muertos altar en 5 pasos

1. Origen del altar de muertos

El altar de muertos contemporáneo  es el resultado de la combinación de las creencias religiosas de las culturas mesoamericanas y las creencias religiosas europeas traídas por los conquistadores y misioneros que llegaron a la conquista de América.

2. Los niveles del altar

Los diferentes niveles que forman el altar representan el mundo material e inmaterial o los niveles que deben de cruzar para llegar al descanso eterno. Los altares de dos niveles representan el cielo y la tierra, el de tres representa el cielo, la tierra y el inframundo y finalmente el de siete representa los siete niveles que debe a travesar el alma para poder llegar al descanso o paz espiritual. El arco se coloca en la cúspide del altar y simboliza la entrada al mundo de los muertos. Se le adorna con flores de limonarias y flor de cempasúchil.

3. Altar de siete niveles

El altar tradicional es el de siete niveles, ya que simbolizan los pasos necesarios para llegar al cielo y descansar en paz.
En el primer escalón va colocada la imagen de un santo del cual se sea devoto. El segundo se destina a las ánimas del purgatorio. En el tercer escalón se coloca la sal, que simboliza la purificación del espíritu.
En el cuarto, el pan de muerto, que se ofrece como alimento a las ánimas que por ahí transitan. En el quinto se coloca el alimento y las frutas preferidas del difunto. En el sexto escalón se ponen las fotografías de las personas ya fallecidas y a las cuales se recuerda por medio del altar. Por último, en el séptimo escalón se coloca una cruz formada por semillas o frutas, como el tejocote y la lima.

4. La ofrenda a los difuntos

Según las creencias, las almas regresan estos días sedientas y con hambre, por ello se les hace ofrendas como el pan de muerto, la comida que le gustaba al difunto, agua o licores, flor de cempasúchil para adornar y aromatizar el lugar de estancia del ánima, juguetes para los que murieron de niños, la sal que se usa como un purificador, así el alma del difunto no se corrompe durante su viaje de ida y vuelta, finalmente el copal o incienso encendido que no puede faltar.

Facebook Comments
Show More
Close