Noticias

Integran a Estados Unidos a la desprestigiada lista de los países más peligrosos para periodistas

El asesinato del columnista saudita Jamal Khashoggi, del Washinton Post, fue la “cereza del amargo pastel” que culminó con la decisión de Periodistas Sin Fronteras de integrar a los Estados Unidos como uno de los países más peligrosos para ejercer periodismo. Al menos 63 periodistas profesionales fueron asesinados haciendo su trabajo en 2018, un aumento del 15 por ciento respecto al año pasado, dijo el grupo.

El número de muertes se eleva a 80 cuando se incluye a todos los trabajadores de los medios y personas clasificadas como periodistas ciudadanos, señala el informe anual de la organización. Las seis naciones más peligrosas está liderada por Afganistán con 15 muertos, seguido por Siria con 11, México con 9, Yemen con 8 y Estados Unidos e India con 6 cada uno.

Captura de pantalla 2019-04-17 a la(s) 12.22.14 p. m..png

El grupo también destacó los ataques que políticos hacen contra la prensa. “El odio a los periodistas que es expresado por políticos, líderes religiosos y empresarios inescrupulosos tiene consecuencias trágicas sobre el terreno, y se ha reflejado en este inquietante aumento de las violaciones contra periodistas”, dijo el secretario general Christophe Deloire en un comunicado.

Además del caso de Khashoggi, las muertes a tiros de cinco empleados del periódico Capital Gazette en Annapolis, Maryland, en junio pasado, impulsaron a los Estados Unidos por primera vez a las filas de los países más peligrosos.

Agregaron que además de los muertos, hay 348 periodistas detenidos en todo el mundo, en comparación con 326 en 2017. China, Turquía, Irán, Arabia Saudita y Egipto detienen a más de la mitad de los periodistas encarcelados del mundo, lamentaron.

Facebook Comments
Show More
Close