Farandula

Los Tigres del Norte, crónica de un reencuentro con la nostalgia

En la vida siempre es grato regresar a casa. Tras 20 años de ausencia en escenarios de Guamúchil, Los Tigres del Norte regresan y dejan sentir fuertes zarpazos y golpes en el corazón de miles de almas delirantes y emocionadas.

El regreso de Los Tigres del Norte, justo a unos kilómetros de su natal Rosa Morada, Mocorito lo marcó como un concierto inolvidable, impregnado de sentimientos encontrados jaspeados de música colorida, con tintes atigrados y recuerdos de un añorado presente que ya estaba escrito en su libro musical.

Los Jefes de Jefes, declarados “Hijos distinguidos de Mocorito, Sinaloa” en 2002, fueron el deleite con una buena cantidad de corridos y canciones enmieladas, sin faltar “Golpes en el corazón” en donde el rugir de unos Tigres emocionados se dejó sentir tras escuchar los acordes de “Pakas de a kilo”, tema que describe la vida cotidiana de un personaje en la sierra a quien le gusta burlar las redes que tienden los federales, escrita por Teodoro Bello el consentido de Los Tigres del Norte.

Fueron complacientes con un repertorio amplio para saldar cuentas con su público, sin faltar “Jefe de jefes”, también escrita por Teodoro Bello que se acomoda para cualquiera en la función que se desempeñe, es una motivación para ser el mejor, el “jefe de jefes” y éste titulo se lo han ganado a pulso Los Tigres del Norte, hoy son Los Jefe de Jefes de la música norteña. Hay que resaltar que ésta ha sido la fiesta del año, un evento multitudinario como en los viejos tiempos. Una fiesta que su público y familia extrañaba, cuando en aquellos años un autobús  trasladaba al concierto más cercano a familiares y amigos allegados desde el pintoresco poblado de Rosa Morada y de La Nanchi, tierra que vio nacer a los hoy máximos exponentes de la música norteña.

Facebook Comments
Show More
Close