Impactante

Por morderse las uñas terminó enfermando de cáncer

Courtney Whithorn notó que la uña de su dedo pulgar dejó de crecer y este se tornó de color oscuro. Una joven de 21 años llamada Courtney Whithorn concedió una entrevista a Daily Mail, en donde contó cómo fue víctima de bullying durante su adolescencia, lo cual le llevó a desencadenar un severo trastorno de ansiedad, el cual solía calmar mordiéndose las uñas.

El problema se convirtió en algo tan grave que terminó con la amputación de uno de sus dedos e incluso, sufrir cáncer. Courtney relató que un día, la uña de uno de sus dedos pulgares se desprendió y no volvió a crecer.

Conforme pasaba el tiempo, este se volvió de color oscuro, por lo que a mediados del año pasado decidió acudir con un médico especialista para saber exactamente lo que le estaba ocurriendo.

Fue entonces cuando el médico le diagnosticó melanoma subungueal lentiginoso acral, un tipo de cáncer que suele desarrollarse por determinadas lesiones en la piel, sobre todo, en los dedos de las manos o pies.

A partir de ese momento, la chica ha pasado por 4 cirugías para así poderle retirar toda la piel que está afectada por el cáncer y en la última, debieron de amputarle el dedo.

Algunos han atribuido dicha enfermedad a que se mordía las uñas, mientras que otros consideran que esto es muy poco probable. Como sea, desde el año pasado, la chica trata de dar a conocer su testimonio para alertar a otras personas que tengan este mismo mal hábito.

Facebook Comments
Show More
Close