Deportes

“Si tengo la oportunidad de representar a mi país yo digo que sí”, asegura Ron Harper

BALONCESTO URUGUAY

Montevideo, 20 sep (EFE).- El exjugador de la NBA Ron Harper no quiere entrar en polémicas sobre si las grandes estrellas de la mejor liga de baloncesto del mundo deben competir o no por Estados Unidos en los torneos FIBA, pero tiene claro que si aún estuviera en activo diría “sí” a su selección.

“Si soy un jugador de baloncesto y tengo la oportunidad de representar a mi país, yo digo que sí”, dice con voz firme el que fuera base de Cleveland Cavaliers, Los Angeles Clippers, Chicago Bulls y Los Angeles Lakers en entrevista con Efe en Montevideo, al hilo de las muchas estrellas que renunciaron al Mundial de China, en el que Estados Unidos firmó la peor actuación de su historia.

Harper, ganador de cinco anillos, está en Uruguay para presenciar el NBA G-League Challenge, que se disputa en el Antel Arena de Montevideo, junto a la leyenda del baloncesto femenino Sheryl Swoopes, que logró seis medallas con la selección de Estados Unidos, y el venezolano Greivis Vásquez, quien aún se recupera de su grave lesión de tobillo, todos ellos invitados por la NBA.

El exbaloncestista de Dayton (Ohio, Estados Unidos), que hoy tiene 55 años, se muestra encantado con la llegada de “jugadores talentosos de muchos países diferentes” a la NBA y considera que el baloncesto es hoy día un deporte “global”, para “que todo el mundo juegue”.

“Es impresionante verlos y es una experiencia increíble que todos tengan la ‘chance’ de jugar. Es una experiencia asombrosa para nosotros, como estadounidenses, ver a otros practicando nuestro deporte también”, explica.

Actualmente admirador de estrellas como LeBron James o Stephen Curry, “los que ganaron más de un campeonato de la NBA en realidad”, dice mientras sonríe, comenta que la temporada 2020-21 en la NBA va a ser “emocionante”.

“En el Este, la competición está más abierta, pero en el Oeste hay 6, 7 u 8 equipos que pueden ganar el título esta temporada”, indica en alusión a los numerosos movimientos del mercado estival, que llevaron a otros equipos a grandes jugadores como Anthony Davis, Kevin Durant, Kyrie Irving, Kawhi Leonard -campeón en 2019 con Toronto Raptors-, Paul George o Russell Westbrook.

Sobre el primer anillo de la historia logrado por una franquicia de fuera de Estados Unidos, Harper señala que “fue una experiencia increíble” y no solo “genial para su país (Canadá)”, sino para todos los aficionados al baloncesto.

“Todos tenemos el sueño de perseguir un título de la NBA y fue algo emocionante de ver”, comenta mientras no abandona la sonrisa en cada respuesta que da.

Ganador de tres anillos consecutivos con los Chicago Bulls (1995-1998) y dos también seguidos con Los Angeles Lakers (1999-2001), Harper se siente afortunado por haber competido junto a “algunos jugadores más grandiosos de todos los tiempos”.

“MJ (por Michael Jordan) y Scottie (Pippen) siempre serán mis dos favoritos. Shaquille (O’Neal) y Kobe (Bryant) son jugadores increíbles, y si se hubieran quedado en el mismo equipo hubieran ganado más títulos de los que ganaron Scottie y MJ”, argumenta sobre su relación con los jugadores de Bulls y Lakers, respectivamente.

El que fuera elegido con el número 8 en el draft de 1986 por Cavaliers reconoce su admiración por su exentrenador en Chicago y Los Ángeles, Phil Jackson, al que siguió de un equipo a otro y con el que logró los cinco anillos.

“Ha sido uno de los mejores entrenadores de la NBA. Ganó once anillos, pero creo que es un entrenador que confía en hacerlo en la forma en que a él le gusta: con trabajo de equipo. Siempre vas a tener superestrellas, pero si no tienes a los que pueden cumplir con cualquier rol, nunca vas a tener un buen equipo”, explica.

Integrante de dos grandes sagas triunfadoras, cree que aún “no” se ha terminado el tiempo de las franquicias que suman varios títulos consecutivos, pese a la gran igualdad alcanzada en las últimas temporadas con sucesivos cambios de jugadores.

“Siempre va a haber un equipo o dos compitiendo por un campeonato cada temporada; es solo que en la época que yo jugué teníamos un buen equipo, así que no es que haya acabado, es solo que tenemos que hacer que los jugadores jóvenes de la NBA amen jugar junto a sus amigos”, declara.

Actualmente dedicado a ser “Leyenda” de la NBA y acudir a torneos como el que se disputa hasta el domingo en Uruguay, además de tener negocios privados, Harper, que reconoce que el baloncesto le ha permitido “pasar ratos geniales” y divertirse, proclama su pasión por el deporte.

“El baloncesto representa un juego que realmente amo”, concluye.

Concepción M. Moreno

Facebook Comments
Show More
Close