Impactante

Su esposo la obligó a pasar hambre por más de 12 años porque quería una mujer flaca de talla 0

La mujer le denunció después de divorciarse, pero la sentencia no resultó en prisión para el acusado.


Su esposo la obligó a pasar hambre por más de 12 años porque quería una mujer flaca de talla 0 Catherine Hartley fue maltratada física y psicológicamente por 12 años.


Una mujer ha declarado que estuvo ‘muerta de hambre’ a lo largo de 12 años porque su dominante marido quería que ella se ajustara a la ropa diseñada para un niño de siete años.


Catherine Hartley, de 31 años, tenía una talla 12 cuando se casó con Matthew Hartley. Sin embargo, su esposo quería una mujer que usara ropa de talla cero.
La pareja se conoció cuando ella tenía 15 años y él tenía 25. Ella afirma que la persiguió hasta conquistarla, que incluso le compró cigarrillos y alcohol para tentarla.


Catherine Hartley estuvo casada con Hartley durante 12 años antes de que se separaran y se divorciaran. Ella denunció a su marido por ser abusivo. A pesar de admitir tres cargos de agresión, el hombre evitó la cárcel.


Durante el tiempo que estuvo casada, el hombre controló todos los aspectos de su vida. Incluso lo que comía. Solo él podía decidir los alimentos que podía ingerir
Matthew Hartley afirmó que no quería una “esposa gorda” y le impidió comer de una forma normal, la mujer pasaba hambre y pesaba muy poco.


“Si cenaba me obligaba a dormir en el sofá porque no le gustaba el olor a comida. Terminé estando tan delgada que cuando me acostaba en la cama me dolían los huesos. Al final, llevaba una ropa de una niña de siete años”, confesó la mujer al Daily Mirror.
No solo hacía eso, también le pegó en varias ocasiones. Una de ellas la llegó a agarrar por el cuello y la levantó, también la arrojó a través de la habitación.


Más tarde, instaló cámaras en todas las habitaciones de la casa para poder mantener a Catherine bajo vigilancia constante.
Finalmente, la pareja se separó en agosto de 2017 antes de divorciarse en abril de 2019. Nada más separarse, Catherine reportó a su esposo a la policía por su comportamiento.


El hombre de 42 años se declaró culpable de tres cargos de agresión contra su mujer. También se declaró culpable de un asalto sexual contra otra mujer.


Sin embargo, no irá a prisión, ya que su sentencia es de un año de trabajo a la comunidad bajo supervisión y será añadido al registro de delincuentes sexuales durante un año.


Para Catherine la sentencia es demasiado indulgente después de tantos años de tormento a los que fue sometida por su esposo. 

Facebook Comments
Show More
Close