Uncategorized

Tip de la tarde con “La potranquita” Las 3 Formas Más Originales De Eliminar El Estrés

Todo el mundo siente estrés de vez en cuando ¿cierto? ya sea por un problema en el trabajo, los próximos exámenes, compromisos inesperados, la famosa falta de tiempo y un largo etcétera.

El problema es que tratar de eliminar el estrés y no lograrlo sólo te hace sentir más estrés y, además, convierte a tu rutina diaria en un laberinto sin salida. Las cosas se ponen peor porque arrastramos el estrés 24 horas, lo que repercute directamente en nuestra salud y bienestar.

La buena noticia es que eliminar el estrés (e incluso prevenirlo) es muy fácil y divertido, en este artículo yo te cuento 3 formas que pueden ayudarte a tener más días de relax (garantizado). Así que respira profundo, exhala suavemente y sigue leyendo.

Por favor piensa por un segundo la última vez que sentiste mucho estrés…

Tal vez te dolió la cabeza, tuviste una fuerte indigestión, o probablemente te sentiste muy exhausto y de mal humor. Al final tenías todas las emociones revueltas y las sensaciones se estrellaron en tu cabeza, lo que te hacía sentir simplemente fatal todo el día.

En un cortometraje aprendí una metáfora que puede describir muy bien esta situación de estrés:

Imagina que tu cerebro es un frasco lleno de agua y diamantina en polvo, cuando lo agitas simplemente toda la diamantina gira y gira por todos lados sin sentido y, así es como reacciona tu mente durante una situación de estrés.

Una mente con estrés sostenido por mucho tiempo afecta gravemente todo lo demás en tu vida: tu salud, tu productividad, tu autoestima, tus relaciones, etc.

Esto pasa porque un estilo de vida saludable engloba 3 partes fundamentales: física, mental y social. Todas de igual importancia.

Cuando una de estas partes no se encuentra en un estado óptimo, repercute en todas las demás.

¿Lo notaste? Es una situación “percibida”. De forma tal que es un estado mental que genera una reacción en el cuerpo.

Si te doy un cubo vacío y te dijo que me traigas un poco de estrés ¿podrías hacerlo?…  La respuesta es NO. Porque el estrés no es tangible, no puedes tocarlo o verlo. Es una creación de nuestra mente, puramente ilusoria pero que hace mucho daño. 

Curiosamente proviene de una palabra griega que significa apretar 

No creo que una vida totalmente libre de estrés sea posible, pues es una respuesta para sobrevivir y afrontar los retos de la vida.

Piensa que hace muchos años, el estrés ayudaba a nuestros antepasados cavernícolas a sobrevivir en un ambiente hostil y lleno de peligros. Sentir estrés los ayudaba a salir corriendo de un peligroso león, o a luchar despiadadamente con un mamut para poder comer

Sin embargo, en nuestros días el estrés es completamente diferente.

El problema es que muchas veces estas situaciones “de peligro” no son reales, sino imaginarias. No se mide en leones hambrientos, sino en miles de pendientes, exámenes y jefes malhumorados.

Cuando esto ocurre el estrés se activa en nuestro cerebro como si se tratara de una amenaza que pone en peligro nuestra vida, pero en realidad no es así. Lo que es aún peor, estiramos la desagradable sensación por días o incluso meses enteros.

La mejor solución es prevenir el estrés antes de que aparezca y yo te digo cómo lograrlo. 

Pero antes, es importante que sepas lo que ocurre en tu cuerpo cuando sientes estrés y sientes que te sale humo hasta por las orejas.

Esto es lo que pasa en tu cuerpo bajo estrés

Como ya sabes, el estrés es una respuesta ante una situación amenazante. Tu cuerpo secreta sustancias y hormonas que desencadenan una respuesta de huida ante el peligro 2

Fíjate en los animales: cuando se sienten amenazados también sienten estrés, el cual activa varias reacciones en el cuerpo y los prepara para escapar o para pelear.

En nuestro caso, la reacción es similar. La relación entre pensamientos, emociones y sustancias en el cuerpo se basa en un principio clave: “minimizar el peligro y maximizar la recompensa”.

Lo anterior ocasiona que estemos expuestos a una cascada de hormonas y otras sustancias poderosas que, por periodos prolongados, se vuelven sumamente perjudiciales para la salud.

Por ejemplo el cortisol, una hormona que afecta gravemente tu cuerpo, tu forma de pensar, aprender y de tomar decisiones.

Si esto fuera poco, mientras tú sientes ese peligroso estrés atorado en la garganta por mucho tiempo, ocurre todo esto en el resto de tu cuerpo

Si esta situación de tensión mental, física y emocional es prolongada puede:

  • Destruir tu reposo y patrón de sueño
  • Generar un cansancio crónico generalizado
  • Intervenir en los procesos de recuperación normal del organismo
  • Impide una correcta digestión de tus alimentos
  • Afecta tu sistema inmune ocasionando enfermedades
  • Una afectación en los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre

Entre muchas otras consecuencias que definitivamente no quieres tener en tu vida…

Por eso es importante que no luchemos en contra del estrés, sino que tomemos acción para eliminarlo de forma saludable.

Esto es lo que he puesto en práctica yo misma y me ha dado grandes resultados.

¿Qué hago para eliminar estrés?

Hace unos meses atrás tenía un fuerte dolor en el cuello, no dormía bien y sentía como si me hubiera pasado un tren por encima.

Estaba claro: me había convertido en una víctima más del estrés.

Cuando fui consciente de que en en realidad el estrés era totalmente innecesario y además no me estaba ayudando a resolver los “problemas” que tenía, decidí hacer algo al respecto…

  • Empecé a meditar

Dedique un poquito de mi tiempo a cerrar mis ojos, respirar y tratar de escuchar a mi cuerpo (el cual me pedía a gritos un descanso).

Pero, mientras intentaba relajarme aparecían como fantasmas todos mis problemas (que me ocasionaban estrés), así que me limite a observarlos, sin ir corriendo detrás de ellos o intentar detenerlos. El observar mis problemas sin hacer nada me genero paz y tranquilidad (a pesar de que estaban delante de mí).

Es como si la diamantina dentro del frasco del que hablábamos al principio se comenzará a asentar suavemente.

  • Otra estrategia que me ha dado increíbles resultados es hacer ejercicio.

Prácticamente cualquier forma de movimiento (incluso caminar por el pasillo) puede actuar como un calmante para el estrés.

Fíjate: hacer ejercicio te pone de buenas porque se incrementa la producción de endorfinas, una sustancia que te regala esa sensación de satisfacción.

Además el ejercicio regular aumenta la confianza en ti, te relaja y disminuye los síntomas asociados con la depresión y la ansiedad. 3

Espera que aún hay más, el ejercicio también puede mejorar tu calidad de sueño, el cual se ve afectado por el estrés prolongado. Despertar con energía te ayuda a permanecer más tranquilo (hace que la diamantina dentro del frasco permanezca en el fondo)

Sin embargo, lo más importante es aprender a prevenir que ese terrible estrés aparezca en primer lugar.

A continuación te cuento 3 formas súper originales y divertidas de hacerlo.

El objetivo es usar estas actividades para profundizar en los recovecos de nuestra mente, escuchar a nuestro cuerpo y prevenir el estrés.

La buena noticia es que si eres constante estas actividades relax se convertirán en un hábito. Por lo que el estrés disminuirá en tu rutina diaria de forma automática.

1 Escucha música que te guste

Pon música que te relaje y piérdete escuchando por lo menos una canción. Yo ya lo intente y me dio grandes resultados.

Para ir al trabajo uso el transporte público y durante el camino hacía muchas cosas como leer o estudiar, pero un día, decidí sólo escuchar música.

En el momento en el que apareció una de mis canciones favoritas, mi mente se alejó. Ni siquiera estaba concentrada, solo sentía mi respiración y una sensación de calma sobre mí.

Y no es casualidad, la música tiene un efecto positivo en nuestro cerebro, logrando cambiar nuestro estado de ánimo 4.

En una curiosa investigación se descubrió que específicamente la música clásica tiene un efecto importante en tu cuerpo bajo estrés. Según los resultados, los participantes que escucharon música clásica después de sentir altos niveles de estrés recuperaron mucho más rápido sus niveles normales de presión arterial y ritmo cardiaco.

Esto quiere decir que el efecto anti-estrés se vuelve más efectivo con Vivaldi o Beethoven.

Si esto fuera poco, un estudio científico demostró que la música puede tener un efecto analgésico aliviando el dolor 5

Escucha una canción que te guste por lo menos una vez al día. Usa esa melodía como un escape y un momento para desconectarte.

Si eres más atrevido, mueve tu cuerpo y baila al ritmo de la música. No importa que tengas 2 pies izquierdos, solo siente la música.

Esta comprobado que bailar tiene un fuerte impacto en el cerebro, modificando incluso su plasticidad (forma física) 6  Inténtalo y verás que bien te sientes después.

2 Come más despacio

Comer se ha convertido en una tarea sin sentido apresurada para la mayoría de nosotros. Se ha reducido a abrir la boca, e introducir alimentos.

Tú puedes convertir tu hora del almuerzo en una terapia para lograr una calma interior y silenciar esas preocupaciones turbulentas que puedas tener. Lo único que tienes que hacer es disfrutar tu comida.

Deja tu cubierto entre bocado y bocado, respira y relájate. El truco es estar en el momento, saborear y disfrutar cada bocado.

Recuerda que la comida nutre al cuerpo y no es una carrera, así que como más despacio.

Te recomiendo que leas este artículo, con todos los beneficios de comer más lento y como lograrlo.

Una vez que hayas dominado esto, encontrarás que la hora de la comida es un momento placentero. Y además comerás solo lo suficiente, ya que estarás escuchando a tu cuerpo desde muy cerquita.

3 Juega y diviértete

Crecemos y jugar solo se vuelve un vago recuerdo de nuestra infancia. Pero,  jugar tiene un gran efecto para relajar tu mente.

Según el Wall Street Journal, más de 50 compañías importantes, incluyendo Nokia, Chrysler han incorporado la “ética de jugar” 7 Actualmente cuentan con una sala de juegos para los descansos de sus empleados. Algunas empresas van mucho más haya entrenado a sus ejecutivos con piezas lego 8

Si tienes niños pequeños o sobrinos, aprovéchalos para jugar y relajarte.

Pero si no es tu caso, consigue unas fichas lego, un rompecabezas o cualquier otro juego que despierte tu creatividad. Diviértete mientras lo haces y aleja todos esos pensamientos que te ocasionan estrés.

– Genial Tania pero, ¡¿qué pasa si siento estrés en este momento?!

Facebook Comments
Show More
Close