Uncategorized

Tips para no comerse las uñas!!

A pesar de que muchas personas piensen lo contrario, comerse las uñas no es solo cuestión de nerviosismo, deseo o negligencia. Este hábito puede tener un trasfondo psicológico y muchas veces indica traumas de la niñez.

Truco 1: Autoconciencia y liberación

Primero debes identificar las situaciones que activen tu hábito de comerte las uñas como acariciar, tocar, palpar, frotar o rascar las uñas, lo cual lleva directamente a metértelas en la boca. El segundo paso es identificar los momentos, en que tu hábito se activa, como exámenes, antes de tomar determinadas decisiones, etc. El tercer paso y final es elegir las actividades que evitan este proceso de estrés y mantienen tus manos ocupadas: deben ser cosas que disfrutes hacer como deportes, bailes, tocar instrumentos, escribir. De esta manera estarás canalizando tu ansiedad y no dañarás tus uñas.

Truco 2: Sustituyendo por plantas

Comienza a masticar plantas comestibles como la raíz de regaliz (debes hacerlo lentamente). De esta manera, evitarás comerte tus uñas, pero tendrás la boca entretenida. Es importante que acostumbres a llevar estas plantas en tus momentos de estrés, te ayudarán a enfocarte mejor.

Truco 3: Chicle sin azúcar

Es una buena idea masticar chicles o pastillas de menta cada vez que sientas un deseo incontrolable de morder tus uñas. Será triplemente beneficioso, pues mantendrás las manos ocupadas, tendrás un aliento fresco y evitarás las arrugas debido a los movimientos de los músculos de la mandíbula.

Truco 4: Aloe vera

La planta de Aloe vera o sábila tiene muchas propiedades buenas para la salud pero sabe muy mal. Pela con un cuchillo una penca de Aloe vera y córtala en cuadritos. Ponlos en la nevera y cada mañana frota un cuadrito en tus uñas. Te garantizo que luego de que sientas su sabor la primera vez vas a mantener tus uñas bien lejos de tu boca.

Truco 5: Ejercicio de autodominio

Este ejercicio te ayudará a dominar tu deseo de comerte las uñas:

  1. Lleva un dedo hacia tu boca y detente cuando llegues a 5 centímetros de tus labios.
  2. Aléjalo
  3. Repite esta acción varias veces y a unas distancias cada vez más cercanas
  4. Prueba a meter el dedo entre los dientes un par de minutos sin morder la uña. Repite.

Realiza este ejercicio unos minutos cada día y pronto te sorprenderás de los resultados.

Truco 6: Uñas postizas

Cubrir tus uñas con otras acrílicas permitirá que las naturales crezcan, impidiendo que te las comas. Si te haces un arreglo muy costoso, seguro que evitarás por todos los medios arruinarlo con tu boca.

Truco 7: Curitas para las uñas

Cubre tus uñas con la almohadilla de las curitas y mantenlas puestas todos los días (puedes sustituirlas cada vez que te bañes por otras frescas). La idea es que luego de un tiempo te las quites y veas como lucen cuando nacen sanas. Repite tantas veces cuantas necesites.

Truco 8: Adopta un pasatiempo

Esta actividad evitará que te comas las uñas y al mismo tiempo podrás descubrir una pasión nueva. Puede ser decorar tu casa, tejer, correr u otras actividades al aire libre, incluso, quién sabe, hasta hacerle la manicure a tus amigas. Es recomendable el trabajo con materias como el barro o el yeso, que mantienen tus manos sucias.

Truco 9: Guantes

Si eres partidaria o partidario de los guantes, úsalos. Es una buena manera de evitar la onicofagia.

Truco 10: Celebra tu éxito

Celebra tus uñas, no tengas pena de decir lo diferente que se ven cuando vayas avanzando. Las felicitaciones de tus amigos y familiares te estimularán a continuar teniéndolas sanas y lindas.

Facebook Comments
Show More
Close